Los primeros Drones de Google han sido aprobados en Camberra (Capital de Australia). El proyecto ha sido bautizado con el nombre Proyecto Alphing de Alphabet. Su cometido será el reparto y la entrega de alimentos, bebidas y medicamentos.

Durante los últimos 18 meses Project Wing empresa de la matriz de Google, ha estado realizando pruebas, en concreto, la entrega de alimentos y bebidas, medicamentos, café y chocolate de fabricación local.

El alto mando de aviación Peter Gibson, aprobó y firmó el plan que confirma la utilización de los Drones de Google en el espacio aéreo australiano. Aseguró haber examinado en detalle la seguridad de los aviones no tripulados, el sistema de gestión del tráfico, el mantenimiento, y la capacitación del piloto de drones, junto con sus planes de vuelo operativos.

La aprobación mantiene algunas lógicas restricciones, como por ejemplo, las condiciones meteorológicas, y la visibilidad en operaciones diurnas. Los drones tienen prohibido cruzar las carreteras principales, y hay una distancia mínima que deben mantener de la población civil en tierra.

A pesar de la aprobación del Proyecto, hubo algunas quejas de ciudadanos molestos con el ruido producido por los motores y las hélices de los drones. Estos ciudadanos residentes en las cercanías del espacio de operaciones de los Drones de Google, aseguraron a los medios de comunicación, que se podían escuchar dichos sonidos (o ruidos), a través de las ventanas, incluso de doble acristalamiento.

Se espera que el servicio de reparto con los Drones de Google comience por un radio de cien viviendas en las calles de Grace, Palmerston y Franklin en Camberra, para expandirse posteriormente a Harrison y Gungahlin.

La compañía cree que sus servicios con drones podría sumar de 30 a 40 millones de dólares en ingresos anuales en su ámbito de negocio.

Se trata de una reducción del coste en las entregas, así como una lucha contra el cambio climático, gracias a la reducción de las emisiones de carbono. Prevén que los drones puedan entregar entre 1 y 4 de los pedidos de comida para llevar, y hasta el 4 o 6% de todas las compras para el año 2030.

Este Proyecto está transformando la forma en que se transportan las mercancías.

El Proyecto Wing está diseñado también para desarrollar y gestionar una plataforma de tráfico de drones que permita a los aviones no tripulados navegar alrededor de otros aviones no tripulados, aviones tripulados convencionales, y otros obstáculos como árboles, edificios y líneas eléctricas.

En definitiva, un nuevo método de transporte de mercancías que es muy rápido, también barato, y respetuoso con el medio ambiente, de lo que podría ser cualquier otro medio de transporte existente.

LAS VENTAJAS

  1. EFICIENCIA DE COMBUSTIBLE. El diseño de bajo consumo de energía de la luz permite a los drones volar hasta 120 km/h, impulsados completamente por un sistema de energía completamente eléctrico con cero emisiones de carbono.
  2. PRECISIÓN. Los drones de reparto y entrega vuelan por encima de los 120 metros de altura, y pueden entregar paquetes de manera segura a un lugar del tamaño de una puerta de una vivienda.
  3. LA SEGURIDAD. Los algoritmos de aprendizaje automático ayudan al dron a encontrar un lugar seguro y conveniente para la entrega entre obstáculos como árboles, edificios y líneas eléctricas.

 

Aceptar las Cookies de Control Dron. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar